Lo que más duele no es el golpe, sino quien te lo da.

Lo que más duele no es el golpe, sino quien te lo da.
Lo que más duele no es el golpe, sino quien te lo da.

Compartir en Google Plus
Comparte esta reflexión en tus redes sociales y no olvides seguirnos en nuestras redes sociales

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada