Levántate y sécate esas lágrimas

Levántate y sécate esas lágrimas, sé una mujer fuerte
Levántate y sécate esas lágrimas, sé una mujer fuerte, acércate a Él que es un caballero, te escuchará, te dará la fuerza, será tu hombro para llorar y será tu consuelo, quitará tu tristeza, sanará tus heridas y saldrá a defenderte como un Rey a su princesa.
¡Para Dios eres MUY valiosa!

Compartir en Google Plus
Comparte esta reflexión en tus redes sociales y no olvides seguirnos en nuestras redes sociales

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada