La única causa perdida es aquella que se abandona sin siquiera haber comenzado.

La única causa perdida es aquella que se abandona sin siquiera haber comenzado.
La única causa perdida es aquella que se abandona sin siquiera haber comenzado.

Compartir en Google Plus
Comparte esta reflexión en tus redes sociales y no olvides seguirnos en nuestras redes sociales

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada