La madurez de una persona, no se demuestra con su edad

La madurez de una persona, no se demuestra con su edad, tampoco tiene que ver con sus sueños
La madurez de una persona, no se demuestra con su edad, tampoco tiene que ver con sus sueños, ni con lo irreal que desee ver las cosas. 
La madurez se demuestra, en saber lidiar con las situaciones que día a día se presentan sin perder el juicio. 
Es vivir la vida con alegría, de saber que algún día, nos desprenderemos de este mundo, y que lo único que quedará será el recuerdo de lo que fuimos.

Compartir en Google Plus
Comparte esta reflexión en tus redes sociales y no olvides seguirnos en nuestras redes sociales

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada