Extraño tu presencia, extraño tu voz

Extraño tu presencia, extraño tu voz
Extraño tu presencia, extraño tu voz, 
extraño tu mirada, tu sonrisa... 
Extraño tus besos, tus caricias. 
Yo te extraño cada día, más y más...
 Pero, tú me ignoras y me tratas Como a un extraño… 
¡Aún así te quiero!

Compartir en Google Plus
Comparte esta reflexión en tus redes sociales y no olvides seguirnos en nuestras redes sociales

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada