El tiempo me aterra

El tiempo me aterra, pasa tan deprisa que en ocasiones creo que puedo correr para que no me alcance
El tiempo me aterra, pasa tan deprisa que en ocasiones creo que puedo correr para que no me alcance. Pero otras, me quedo inmóvil esperando que pase de largo y no me vea, pero ¿a quién voy a mentir?. Tarde o temprano me alcanzará y terminará por llevarme donde él quiera.

Compartir en Google Plus
Comparte esta reflexión en tus redes sociales y no olvides seguirnos en nuestras redes sociales

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada