El dolor de un adiós

Este es un adiós y me duele mucho, pero siempre llega una despedida triste pero conveniente.
Este es un adiós y me duele mucho, pero siempre llega una despedida triste pero conveniente. 
Por eso hoy me despido, me despido de las tristezas, me despido de la infelicidad, me despido de la soledad, me despido de la nostalgia, pero me quedo con la alegría, me quedo con el amor, me quedo con la felicidad y lo más hermoso me quedo con todos ustedes. 
Porque son ustedes mi mayor alegría.
Este es un adiós a las cosas malas que me rodeaban.

Compartir en Google Plus
Comparte esta reflexión en tus redes sociales y no olvides seguirnos en nuestras redes sociales

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada