Desperté para escuchar un nuevo canto

Desperté para escuchar un nuevo canto, para respirar al nuevo día
Desperté para escuchar un nuevo canto, para respirar al nuevo día, Ver un pájaro emprender su viaje a otro jardín, Siempre hay otro jardín para explorar, en busca de la fragancia y néctar de una flor.
La única que da latidos al corazón de alegría, Que hace sentir los latidos del corazón, Sentir el placer de vivir la vida, Que hace desear compartir el amor, Esa luz que existe en nosotros, Que da el deseo de conocer el nuevo amanecer, Antes de un suspiro y cerrar un ojo aparece el atardecer, Que arrastra la manta del anochecer y con ello trae el brillo de la estrellas, Como magia las estrellas abre el camino para la luna, Y la luna el camino hacia nuestro corazón, Ocupando la pureza y lo limpio del alma, Que delicias tener una flor con esa fragancia y néctar. UNA FLOR

Compartir en Google Plus
Comparte esta reflexión en tus redes sociales y no olvides seguirnos en nuestras redes sociales

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada