Dame serenidad Señor, para aceptar las cosas que yo no puedo cambiar

Dame serenidad Señor, para aceptar las cosas que yo no puedo cambiar
Dame serenidad Señor, para aceptar las cosas que yo no puedo cambiar, serenidad para aceptar, pero también dame valor, valentía, empuje y entusiasmo para poder cambiar las que puedo cambiar, y dame la sabiduría que hace falta para discernir entre lo que puedo y lo que no puedo. 
Sabiduría que me de la posibilidad de saber que debo afrontar y que debo resistir.

Compartir en Google Plus
Comparte esta reflexión en tus redes sociales y no olvides seguirnos en nuestras redes sociales

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada