Condenado al olvido

Después de condenar este amor al olvido en el suelo yacen asesinados los besos.
Después de condenar este amor al olvido en el suelo yacen asesinados los besos.
Un vacío infinito se me duerme encogido y cubre el desencanto de hielo hasta los huesos. 
Despojada de todo el desvelo me alcanza y salgo de una cama donde estas y no hay nadie el silencio anda a gritos, la sonrisa descalza queda solo la lluvia llamando en los cristales. 
Y tu sin estar duermes ausentado de todo yo cumplo penitencia escribiendo estos versos no sabes que has cubierto mi corazón de lodo sabes que me has matado pero no que ya he muerto.

Compartir en Google Plus
Comparte esta reflexión en tus redes sociales y no olvides seguirnos en nuestras redes sociales

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada