Cómo no amar a una mujer

Cómo no amar a una mujer, si tienen magia en el vientre y en las manos.
Cómo no amar a una mujer, si tienen magia en el vientre y en las manos. Cómo no amarla si cuando se mira al espejo sonríe, recordando vaya una a saber qué andanzas. 
Siempre se puede amar a una mujer que te dice todo con cada mirada. Se ama a una mujer que cuando camina de tu brazo, baila y hace música al pisar las hojas que el otoño le regala. 
Se ama a una mujer porque solo una mujer sabe contonear las caderas destruyendo tu mejor canción y que no te importe. 
Por eso siempre debéis recordar, para que amar a mil mujeres, si puedes amar a una sola de mil maneras.

Compartir en Google Plus
Comparte esta reflexión en tus redes sociales y no olvides seguirnos en nuestras redes sociales

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada