A veces en quien menos crees, es quien más te enseña.

A veces en quien menos crees, es quien más te enseña. 

A veces en quien menos crees, es quien más te enseña. Y a quien menos le das es de quien más recibes. A veces en donde menos buscas Es donde más encuentras.  Y de quien menos esperas es quien más te entrega.
A veces en quien menos crees Es quien más te enseña. 
Y a quien menos le das es de quien más recibes. 
A veces en donde menos buscas Es donde más encuentras. 
Y de quien menos esperas es quien más te entrega. 
A veces en quien menos piensas es quien más te recuerda. 
Y a quien menos amas Es quien más te perdona...

Compartir en Google Plus
Comparte esta reflexión en tus redes sociales y no olvides seguirnos en nuestras redes sociales

2 comentarios:

  1. Cierto, en una congregación que supuestamente promueven el amor al prójimo, recibes apoyo de otra y es la que menos pensaste

    ResponderEliminar
  2. A veces en quien menos crees Es quien más te enseña.
    Y a quien menos le das es de quien más recibes.
    A veces en donde menos buscas Es donde más encuentras.
    Y de quien menos esperas es quien más te entrega.
    A veces en quien menos piensas es quien más te recuerda.
    Y a quien menos amas Es quien más te perdona...

    ResponderEliminar