Yo no tengo tiempo para odiar a la gente que me odia


Yo no tengo tiempo para odiar a la gente que me odia,  porque estoy demasiado ocupado en amar a la gente que me ama.
Yo no tengo tiempo para odiar a la gente que me odia,  porque estoy demasiado ocupado en amar a la gente que me ama.


Compartir en Google Plus
Comparte esta reflexión en tus redes sociales y no olvides seguirnos en nuestras redes sociales

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada