Por mucho que quieras a alguien

Por mucho que quieras a alguien, no se merece que desperdicies tu vida esperando a que te quiera.
Por mucho que quieras a alguien, no se merece que desperdicies tu vida esperando a que te quiera.

Compartir en Google Plus
Comparte esta reflexión en tus redes sociales y no olvides seguirnos en nuestras redes sociales

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada