A veces te sobran las escusas y te faltan caricias

A veces te sobran las escusas y te faltan caricias, te sobran los pretextos y te falta ternura
A veces te sobran las escusas y te faltan caricias, te sobran los pretextos y te falta ternura, te sobran las mentiras y te falta compañía, te falta amor y te sobra el olvido. Por eso he aprendido a amar a través de mis dedos, a besar a través de mis sueños, a hacerte el amor a través de mi poesía. Somos marionetas, bailando sin fin, En las cuerdas del amor

Compartir en Google Plus
Comparte esta reflexión en tus redes sociales y no olvides seguirnos en nuestras redes sociales

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada