Llevé un bebé precioso en mi vientre

Reflexiones de la madre,
Llevé un bebé precioso en mi vientre... 
Lo sentí moverse dentro de mí. 
Me desperté sólo para mirarlo y escucharlo.
 Lo tranquilicé encima de mi corazón. Sacrifiqué mi cuerpo para llevar las marcas de la maternidad. 
Yo no soy perfecta, pero cuando me miro en un espejo, estoy orgullosa de haberme convertido en tu mamá. 
Tú no me quitaste mi futuro... tú me diste uno nuevo.
Comparte este mensaje si eres una mamá orgullosa de serlo.

Compartir en Google Plus
Comparte esta reflexión en tus redes sociales y no olvides seguirnos en nuestras redes sociales

1 comentarios: