Algunos viven como si fueran a quedarse aquí eternamente

Algunos viven como si fueran a quedarse aquí eternamente

Algunos viven como si fueran a quedarse aquí eternamente, se olvidan de ser felices.  El valor de las cosas no está en el tiempo que duren, sino en la intensidad con que suceden. Por eso existen momentos inolvidables, cosas inexplicables y personas incomparables.

Algunos viven como si fueran a quedarse aquí eternamente, se olvidan de ser felices. 

El valor de las cosas no está en el tiempo que duren, sino en la intensidad con que suceden.
Por eso existen momentos inolvidables, cosas inexplicables y personas incomparables.
Compartir en Google Plus
Comparte esta reflexión en tus redes sociales y no olvides seguirnos en nuestras redes sociales

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada