Sé feliz con lo que has logrado

Una luz distante que refleja nuestra propia luz interna, esa luz que nunca se apaga al menos que nosotros la tapemos con nuestros temores, con nuestros odios, nuestra impaciencia. 


Reflexiones de Superación, Una luz que vive en nosotros y se encuentra dentro de nosotros en nuestro corazón, esa luz que nos hace brillar cuando sonreímos, cuando perdonamos a alguien, cuando intentamos mejorar nuestra forma de pensar, esa luz que brilla con fuerza cuando decimos: te quiero, te amo, me siento feliz al verte feliz! brilla con tanta fuerza que ilumina hasta las noches mas oscuras y las tormentas mas grises. 

A veces la realidad oscura la reflejan nuestros propios temores, nuestras inseguridades, cuando estamos desanimados porque necesitamos que aquella persona especial que amamos, porque creemos que sin esa persona perderemos el ánimo hasta las energías que viven en nosotros. 

Cuando no necesitamos a alguien o algo para ser feliz, esa luz distante se vuelve una al reflejar la que llevamos por dentro. Yo personalmente vencí la depresión cuando descubrí que la felicidad que yo necesitaba dependía de mi, de valorar lo que tenia al alcance, que depender de otra persona para alcanzar la felicidad sería y es casi imposible para lograr la felicidad. 

Es bien dicho que "si persigues una mariposa la alejarás y entre mas la persigues mas la alejas de ti, pero si te sientas tranquilo posiblemente se pose en tu hombro". También "si amas algo déjalo ir, y si regresa es tuyo sino nunca lo fue".

Sé feliz con lo que has logrado hasta ahora o con lo que tienes ahora, sé feliz contemplando la naturaleza, se feliz amando la gente que te ama. Imagínate que pasaría si un ciego pueda de pronto ver? que un paralitico de pronto pueda caminar, que sentirían? felicidad? claro que si porque la felicidad estaba en ellos, muchos de nosotros a pesar de que podemos ver y caminar no sentimos esa felicidad porque estamos cegados por el egoísmo, el enojo, el temor entre otros sentimientos negativos. 
Pero si nos sentamos y cerramos los ojos por un momento luego los abrimos, descubrimos lo mas valioso que poseemos. La verdad es que si no somos felices es porque nada nos satisface porque nunca nos ha faltado algo. 
Alguien me dijo: quiero contarte mis penas, yo le contesté: cuéntame tus penas y yo te cuento mis bendiciones: tengo dos brazos fuertes, tengo dos ojos que a pesar que no son azules como el cielo son de color de la vida porque están vivos y reflejan una hermosa luz distante allá en el cielo que el creador me regaló.
Ahora dime cuales son tus bendiciones cuando te ves al espejo cada mañana? pero no me lo digas a mi, díselo a tu corazón cuando te sientas frustrado/a díselo al silencio y verás que siempre llevabas contigo lo que necesitabas para ser feliz.
Compartir en Google Plus
Comparte esta reflexión en tus redes sociales y no olvides seguirnos en nuestras redes sociales

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada