¿Sabes que tienes alas?

¿Sabes que tienes alas?

Tenemos sueños, queremos resultados, pero no estamos dispuestos a correr riesgos, nos conformamos con lo que tenemos, creemos que es lo único y posible.  ¿Sabes que puedes volar? ¿Y que es volar?
Tenemos sueños, queremos resultados, pero no estamos dispuestos a correr riesgos, nos conformamos con lo que tenemos, creemos que es lo único y posible.

¿Sabes que puedes volar? ¿Y que es volar?

Es comenzar por tener un sueño. Es estar comprometido con los sueños. Es tener confianza en si mismo. Es aceptar lo que no se puede cambiar.

Es saber cambiar el tiempo, es volver a empezar.
Es reconocerme en mis logros.
Es reconocer que me equivoqué y pedir perdón.
Es reconocer que detrás de cada acierto puede haber muchos fracasos.

Es enamorarse de lo que uno hace.
Es no postergar y hacer algo ahora.
Es darse cuenta de que estás eligiendo a cada momento.
Es reconocer las propias debilidades y fortalezas.
Es no parar jamás hasta conseguir los sueños.
Es saber con que fin hacemos las cosas.


Es no mirar hacia atrás, es actuar con entusiasmo.
Es transitar caminos desconocidos.
Es probar hacer algo que nunca hicimos.
Es probar hacer algo de una manera diferente.
Es saber que no estamos solos.

Es no rendirse jamás, es disfrutar de cada momento
Es disfrutar del tiempo libre, es accionar ya.
Es inventar un nuevo paso de baile cuando el anterior no funciona. Es pensar en positivo.

Es tener las metas claras.
Es tener perseverancia en la búsqueda que deseas.
Es estar preparado para ver la oportunidad.
Es desarrollar la creatividad.
Es utilizar la imaginación.
Es recomenzar con el mismo entusiasmo.

Es tener la paciencia necesaria, es tener claridad en el propósito.
Es dejar una huella para que otros puedan seguirla.
Es arriesgar. Es hacer cosas nuevas todos los días.
Compartir en Google Plus
Comparte esta reflexión en tus redes sociales y no olvides seguirnos en nuestras redes sociales

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada