Reglas de Oro para Tu Trabajo

Reflexiones diarias, trabajo, reglas de oro
  1. Recuerda que mucha información a la que tienes acceso por razón del cargo que desempeñas, no puedes estarla utilizando por ahí en tu propio provecho.
  2. Cómo se ve de feo encontrar personas comiendo en el escritorio donde trabajan.
  3. Siempre que cites a una reunión no olvides indicar el objeto, la hora de iniciación y el tiempo de duración de la reunión. Esto ayudará a mayor efectividad.
  4. En la toma de decisiones, si eres más reflexivo, tendrás que retractarte menos.
  5. No conviertas tu ambiente de trabajo en un infierno por los chismes o rumores. Deséchalos.
  6. El servilismo en el trabajo es grotesco. Una actitud digna de servicio es propio de hombres y mujeres bien formados.
  7. Agradece siempre las atenciones que recibas en las empresas de servicio.
  8. Si la obra de tu antecesor no te satisface, supérala, corrígela, reoriéntala, pero nunca denigres.
  9. Ten la seguridad de que tus faltas a la ética, más temprano que tarde, las pagas.

  10. 10.- Tu buena presentación personal te genera respeto, estima y admiración.
  11. Cuando tengas que hacer la evaluación de desempeño de tus colaboradores, prepáralas con interés, anota sus fortalezas y debilidades y preséntaselas como oportunidades de mejoramiento.
  12. Cuando estés pleno de dudas, cuando tu tarea esté llena de dificultades, en esos momentos tus decisiones tienen que ser más reflexionadas.
  13. Cuando tengas una discusión en tu trabajo, precávete de las palabras hirientes, irónicas o soeces. Después de dichas, es difícil restablecer un clima de armonía.
  14. Las órdenes dadas con amabilidad, claridad y firmeza, tienen que ser mejor acogidas que aquellas que son dadas con rudeza y descortesía.
  15. Tus comportamientos no éticos de hoy, serán un gran lastre en tu futuro.
Compartir en Google Plus
Comparte esta reflexión en tus redes sociales y no olvides seguirnos en nuestras redes sociales

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada