No puedo más

Reflexiones diarias, no puedo más
Esta es la frase en la que nos escudamos,
no pocas veces para justificar 
nuestra falta de voluntad, 
nuestra falta de generosidad.

Los psicólogos nos dicen,
que son pocas las personas 
que desarrollan toda la actividad 
de la que serían capaces.

¿Eres tú de esos pocos? 
¿O eres acaso del montón?

Debes convencerte de que, si te lo propones, 
puedes hacer más de lo que haces. 
Si quieres, pero si quieres de veras, 
sabrás descubrir en ti,
resortes de insospechada potencialidad 
y que harán que te abras a la gente.

Lo que pasa es que la comodidad, 
la pereza espiritual,
para vencerse, dominarse,
para molestarse por los demás, 
anulan en ti esos recursos y resortes. 

Por eso te sientes cansado, decepcionado, desilusionado, amargado, 
y has llegado a convencerte
de que no puedes hacer nada más, 
de que ya haces todo, 
lo que te corresponde.

Te está faltando un poco de voluntad; 
no digas que te faltan fuerzas,
tiempo, oportunidades, entusiasmo, 
compañía y tantas otras cosas,
con las que te estás engañando y 
por consecuencia, anulando,
esterilizando, haciendo inútil... 
y eso, el sentirte inútil,
es lo que impide que tu vida 
sea feliz y optimista.

Hay hombres que hacen muchísimo más que tú; 
no me digas que es porque ellos 
"pueden" más que tú. 
La verdad es que ellos 
"quieren" más que tú,
y por eso "pueden" más que tú. 

Aquí es donde se aplica aquello
de que "querer es poder". 
Esta no será una afirmación apodíctica, 
pero es real en mil ocasiones, 
y si no lo crees, 
haz la prueba y verás.
Compartir en Google Plus
Comparte esta reflexión en tus redes sociales y no olvides seguirnos en nuestras redes sociales

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada