Una persona sin entusiasmo es como un reloj sin cuerda.

Una persona sin entusiasmo es como un reloj sin cuerda.

Una persona sin entusiasmo es como un reloj sin cuerda.  El entusiasmo es un ingrediente fundamental para una personalidad de éxito, eficiente y competente.
Una persona sin entusiasmo es como un reloj sin cuerda. 
El entusiasmo es un ingrediente fundamental para una personalidad de éxito, eficiente y competente.

Para volverte entusiasta respecto a un objetivo debes pensar en los frutos y beneficios que reporta dicho objetivo, más esforzado y empeñoso serás en alcanzarlos.

El entusiasmo proviene del interior del hombre: 
brota en una mente positiva y crece con acciones positivas. 

Para ser entusiasta... ¡hay que actuar con entusiasmo!

Compartir en Google Plus
Comparte esta reflexión en tus redes sociales y no olvides seguirnos en nuestras redes sociales

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada