Si quieres triunfar, no te quedes mirando la escalera.

Si quieres triunfar, no te quedes mirando la escalera.

Si quieres triunfar, no te quedes mirando la escalera. Empieza a subir escalón por escalón, hasta que llegues arriba.
Si quieres triunfar, no te quedes mirando la escalera.
Empieza a subir escalón por escalón, hasta que llegues arriba.

Compartir en Google Plus
Comparte esta reflexión en tus redes sociales y no olvides seguirnos en nuestras redes sociales

0 comentarios:

Publicar un comentario