Duele amar a alguien y no ser correspondidos


Duele amar a alguien y no ser correspondidos
Reflexiones de amor, amar, Dios, regalo

Duele amar a alguien y no ser correspondidos, pero lo que es más doloroso es amar a alguien y nunca encontrar el valor para decirle a esa persona lo que sien­tes. 
Tal ves Dios quiere que no­sotros conozcamos a unas cuan­tas personas equivocadas antes de conocer a la persona correcta, para que al fin cuando la co­nozcamos, sepamos ser agradecidos por ese maravilloso rega­lo.


Compartir en Google Plus
Comparte esta reflexión en tus redes sociales y no olvides seguirnos en nuestras redes sociales

1 comentarios:

  1. Serà una tontería, però m'ha ajudat.
    Gràcies.

    ResponderEliminar