Dame tu Paz, Señor.

Dame tu Paz, Señor.

"Dame tu Paz, Señor. Esa Paz que escapa a toda comprensión de la mente humana. Esa paz que serena mi alma y que me hace sentir que TÚ ESTAS CONMIGO y que ¡ DONDE TÚ ESTAS NADA MALO PUEDE SUCEDERME ! Me cobijo bajo tus alas, sé que ahí siempre estaré segur@. Gracias, Padre."

"Dame tu Paz, Señor. 
Esa Paz que escapa a toda comprensión de la mente humana.
Esa paz que serena mi alma y que me hace sentir que TÚ ESTAS CONMIGO y que ¡ DONDE TÚ ESTAS NADA MALO PUEDE SUCEDERME ! 
Me cobijo bajo tus alas, sé que ahí siempre estaré segur@. 
Gracias, Padre."


Compartir en Google Plus
Comparte esta reflexión en tus redes sociales y no olvides seguirnos en nuestras redes sociales