En los peores momentos, conocemos a las mejores personas.

En los peores momentos, conocemos a las mejores personas.


A veces en los peores momentos donde conocemos a las mejores personas.
A veces en los peores momentos donde conocemos a las mejores personas.

Compartir en Google Plus
Comparte esta reflexión en tus redes sociales y no olvides seguirnos en nuestras redes sociales