No hay medicamento que cure el dolor del alma



No hay medicamento que cure el dolor del alma

No hay medicamento que cure el dolor del alma, sólo hay un anestésico llamado tiempo, que te enseña a no sentir dolor aunque la herida perdure.
No hay medicamento que cure el dolor del alma, sólo hay un anestésico llamado tiempo, que te enseña a no sentir dolor aunque la herida perdure.
Compartir en Google Plus
Comparte esta reflexión en tus redes sociales y no olvides seguirnos en nuestras redes sociales

0 comentarios:

Publicar un comentario