Mamá, eres la única persona del mundo que siempre está, de forma incondicional

Mamá, eres la única persona del mundo que siempre está, de forma incondicional

Mamá, eres la única persona del mundo que siempre está, de forma incondicional.  Si te rechazo, me perdonas. Si me equivoco, me acoges.

Mamá, eres la única persona del mundo que siempre está, de forma incondicional
Si te rechazo, me perdonas. Si me equivoco, me acoges. Si los demás no pueden conmigo, me abres una puerta. 
Si estoy feliz, celebras conmigo. Si estoy triste, no sonríes hasta que me hagas reír. 
Eres mi amiga incondicional. Gracias.


Compartir en Google Plus
Comparte esta reflexión en tus redes sociales y no olvides seguirnos en nuestras redes sociales

0 comentarios:

Publicar un comentario