"Dale Gracias a Dios que tu nene tiene Autismo al menos el Autismo no duele".

"Dale Gracias a Dios que tu nene tiene Autismo al menos el Autismo no duele".


Muy temprano para escuchar estupideces de la gente.

¿Quién te dijo que el autismo no duele??????

Claro que duele, duele cuando estas una hora tratando de descifrar que le pasa y te das cuenta que solo tiene sed. 

Duele cuando tiene fiebre y dolor en alguna parte que no sabe decirte donde es. 

Duele cuando viene Santa Clause y los Reyes y ves a todos jugando con sus juguetes y a él con las cajas (teniendo 9 años). 

Duele cuando esta triste y no hay manera que sepas porqué. 

Duele cuando llega furioso de la escuela y tu no sabes que pasó. 


Duele cuando juega en el parque y ves a los papás alejando a sus niños de él. 

Duele cuando ningún doctor sabe que tiene hasta que lo ven vomitando sangre. 

Duelen las miradas raras. 

Duelen las rabietas que hace tipo "terribles 2" teniendo casi 10 años. 

Duele el rechazo de su propia "familia". 

Duele que en su cumpleaños los únicos invitados son sus primitos y su hermano. 

Duele que tenga hambre y tú no entiendas que le pasa. 

Duele no saber si el sabe que lo amas. 

Duele escuchar a otros niños hablar y saber que tu hijo quizas nunca hablará. 

Duele saber que quizá nunca te diga mamá te amo. 


Que nadie venga a decirme que el autismo no duele porque si, si duele y el dolor hay días que es muy muy muy fuerte casi inaguantable y hay días que duele menos pero siempre duele y no existe una pastillita que quite este dolor. 

Con este dolor caminamos todos los días, con este dolor sonreímos, con este dolor seguimos nuestro camino no paramos, porque detenernos significa regresión en mi hijo y las regresiones ufffff eso si que duele y ese dolor es uno de los mas fuertes. 

Surjeily Lebron 

Compartir en Google Plus
Comparte esta reflexión en tus redes sociales y no olvides seguirnos en nuestras redes sociales