La tierra no es una herencia de nuestros padres

La tierra no es una herencia de nuestros padres

La tierra no es una herencia de nuestros padres, sino un préstamo para nuestros hijos
La tierra no es una herencia de nuestros padres, sino un préstamo para nuestros hijos


Compartir en Google Plus
Comparte esta reflexión en tus redes sociales y no olvides seguirnos en nuestras redes sociales