Hija mía, no sé cual será tu destino ni a donde te llevará

Hija mía, no sé cual será tu destino ni a donde te llevará

Hija mía, no sé cual será tu destino ni a donde te llevará pero, recuerda siempre que soy tu madre y donde quieras que vayas, llevas mi corazón junto al tuyo.


Hija mía, no sé cual será tu destino ni a donde te llevará pero, recuerda siempre que soy tu madre y donde quieras que vayas, llevas mi corazón junto al tuyo.

Eres lo más valioso y maravilloso que tengo en mi vida y sabes que te quiero con todo mi alma y que mi corazón ya no es mío te pertenece porque siempre estará donde quiera que tú estas.


Compartir en Google Plus
Comparte esta reflexión en tus redes sociales y no olvides seguirnos en nuestras redes sociales