El baile lento

¿Alguna vez has visto a los niños jugando? ¿O escuchado el chisporroteo de la lluvia en el suelo?

¿Alguna vez has seguido a una mariposa en su errático vuelo? 

¿U observado al sol desvaneciéndose en la noche? 

Mejor detente... No bailes tan de prisa. El tiempo es corto... La música no durará. 

¿Pasas cada día en el vuelo? ¿Cuando te preguntas: "Quien eres"... ¿Escuchas la respuesta? 

Cuando el día acaba... ¿te recuestas en tu cama con los siguientes cien coros corriendo por tu cabeza? 

Mejor detente... No bailes tan de prisa. El tiempo es corto. La música no durará... 

¿Alguna vez le has dicho a tu niño: "lo haremos mañana" y en tu apatía, no ves su tristeza? 

¿Alguna vez has perdido el tacto, dejando a algún buen amigo morir porque jamás tuviste tiempo para llamar y decir "Hola"? 


Mejor detente... No bailes tan de prisa. El tiempo es corto. La música no durará... 

Cuando corres demasiado rápido para llegar a alguna parte te pierdes la mitad de la diversión de llegar ahí.

Cuando te preocupas y te apuras durante el día, es como un pétalo sin abrir... tirado a la basura...

La vida no es una carrera, se toma un poco más lentamente.

Escucha la música, antes de que la canción termine...
Compartir en Google Plus
Comparte esta reflexión en tus redes sociales y no olvides seguirnos en nuestras redes sociales

0 comentarios:

Publicar un comentario