lunes, 29 de abril de 2013

Cuatro cosas hay que nunca vuelven más:

"Cuatro cosas hay que nunca vuelven más: 
Una bala disparada, una palabra hablada, 
un tiempo pasado 
y una ocasión desaprovechada". 
Proverbio árabe.


El trabajo moderado.

El trabajo moderado fortifica al espíritu y lo debilita cuando es excesivo; así como el agua moderada nutre a las plantas, y demasiado las ahoga.

El optimista

“El optimista se equivoca con tanta frecuencia como el pesimista, pero es incomparablemente más feliz.”

No nos falta valor

"No nos falta valor para emprender ciertas cosas porque son difíciles... sino que son difíciles, porque nos falta valor para emprenderlas."

La belleza...

La belleza no está en el rostro; 
la belleza es una luz en el corazón.

Cuando quiera hablar tu ego...

Cuando quiera hablar tu ego, llévalo al silencio.
Cuando quiera hablar tu alma, vigila que tu ego siga en silencio.

El sabio...

"El sabio recorre su camino con aceptación y alegría, libre de complicaciones y conflictos. Así alcanza la felicidad"

Nada ocurre por casualidad

Nada ocurre por casualidad. Todo lo que pasa tiene un porqué. Tal vez tu cerebro no lo sepa, puede que jamás lo imagine. Pero tu corazón lo sabe. Tu corazón siempre lo sabe.

Buenos días

"Hoy es un nuevo día... Abre el paso, camina aprisa, extiéndete, llénate de entusiasmo y deja que la perseverancia engalane y se luzca en tu vida. Porque cuando la perseverancia se luce es porque ha logrado algo. Cuando después de tanto intentarlo o luchar, ¡finalmente lo consigue!. 
Dios dejó ese ejemplo en su Palabra porque el desea que nosotros seamos tenaces y luchadores. Que no nos rindamos ante el primer obstáculo que encontremos... 
NO TE RINDAS HOY, TU PUEDES"

domingo, 28 de abril de 2013

Buenas noches

Dios nos dio la capacidad de dormir y soñar, y no es para que se quede solo en sueños, es para cuando despiertes te levantes con más ánimo y digas lo voy a conseguir.

La felicidad verdadera consiste en gozar de buena salud, en dormir sin miedo y despertarme sin angustia...

Feliz Noche y Buen Descanso para todos. Bendiciones!

Buenas noches

Nunca una noche ha vencido al amanecer y nunca un problema ha vencido a la esperanza. Si deseas el éxito no lo busques; limítate a hacer lo que amas y en lo que crees. 

El éxito vendrá por añadidura, el fracaso consiste en no persistir, en desanimarse después de un error, en no levantarse después de caer.

BUENAS NOCHES, que tengan feliz descanso todos y hermosos sueños. Que los ángeles me los cuide hasta el amanecer.

Las mejores cosas de la vida

Las mejores cosas de la vida son aquellas que se se regalan con el alma, se reciben de corazón y se agradecen con una sonrisa.


La vida me ha enseñado....

La vida me ha enseñado que siempre hay que buscarle el lado bueno de las cosas y recordar que "TODO PASA POR ALGO" y por mas que sientas que la vida te golpea una y otra vez.. Lucha por seguir, por mirar al futuro.. Y siempre pero siempre ten presente que la vida no va ha ser justa y que nunca lo ha sido y por eso cada vez que la vida te haga pasar un mal momento, tu demuéstrale que eres lo suficientemente fuerte para seguir adelante y recuerda.. mantén tu sonrisa siempre aunque tu corazón llore, porque cada cosa mala tiene algo bueno, es solo cuestión de ser perseverantes, y lo que viene va a ser mejor y si no llega pronto, algún día llegará.

No vivas de las apariencias, siempre cambian...

No vivas de apariencias, siempre cambian, no vivas de las mentiras siempre se descubren, no vivas para los demás, vive para ti.

Oración

Dios mio, hoy te pido le concedas sabiduría a la persona que está leyendo este mensaje, para que pueda transitar junto a su familia por el camino de la felicidad, la armonía y la bondad.
Buenas noches.


sábado, 27 de abril de 2013

Sabio es...

Sabio es el que conoce a los demás.
Iluminado el que se conoce a si mismo.
Fuerte el que vence a los otros.
Poderoso el que se vence a si mismo.


La tontería


La tontería  siempre se coloca en primera fila para ser vista; la inteligencia detrás para ver.


El niño y el vagabundo

Eramos la única familia en el restaurante con un niño. Yo senté a Daniel en una silla para niño y me dí cuenta que todos estaban tranquilos comiendo y charlando. De repente, Daniel pegó un grito con ansia y dijo: "Hola amigo!"


Golpeando la mesa con sus gorditas manos. Sus ojos estaban bien abiertos por la admiración y su boca mostraba la falta de dientes en su encia. Con mucho regocijo él se reía y se retorcía. Yo miré alrededor y vi la razón de su regocijo.

Era un hombre andrajoso con un abrigo en su hombro; sucio, grasoso y roto. Sus pantalones eran anchos y con el cierre abierto hasta la mitad y sus dedos se asomaban a traves de lo que fueron unos zapatos.

Su camisa estaba sucia y su cabello no había recibido una peinilla por largo tiempo. Sus patillas eran cortas y muy poquitas y su nariz tenía tantas venitas que parecía un mapa.

Estabamos un poco lejos de él para saber si olía, pero seguro que olía mal. Sus manos comenzaron a menearse para saludar. "Hola bebito, como estas muchachón" le dijo el hombre a Daniel.

Mi esposa y yo nos miramos, "Que hacemos?" Daniel continuó riendose y contestó, "Hola, hola amigo." Todos en el restaurante nos miraron y luego miraron al pordiosero. El viejo sucio estaba incomodando a nuestro hermoso hijo. Nos trajeron nuestra comida y el hombre comenzó a hablarle a nuestro hijo como un bebe. Nadie creía que era simpático lo que el hombre estaba haciendo.

Obviamente el estaba borracho. Mi esposa y yo estabamos avergonzados. Comimos en silencio; menos Daniel que estaba super inquieto y mostrando todo su repertorio al pordiosero, quien le contestaba con sus niñadas.

Finalmente terminamos de comer y nos dirigimos hacia la puerta. Mi esposa fue a pagar la cuenta y le dije que nos encontraríamos en el estacionamiento.

El viejo se encontraba muy cerca de la puerta de salida. "Dios mio, ayudame a salir de aquí antes de que este loco le hable a Daniel." Dije orando, mientras caminaba cercano al hombre. Le di un poco la espalda tratando de salir sin respirar ni un poquito del aire que él pudiera estar respirando. Mientras yo hacía esto, Daniel se volvió rapidamente en dirección hacia donde estaba el viejo y puso sus brazos posición de "cargame."

Antes de que yo se lo impidiera, Daniel se avalanzó desde mis brazos hacia los brazos del hombre. Rapidamente el muy oloroso viejo y el jóven niño consumaron su relación amorosa. Daniel en un acto de total confianza, amor y sumisión recargó su cabeza sobre el hombro del pordiosero. El hombre cerró sus ojos y pude ver lágrimas corriendo por sus mejillas. Sus viejas y maltratadas manos llenas de cicatrices, dolor y duro trabajo, suave, muy suavemente, acariciaban la espalda de Daniel. Nunca dos seres se habían amado tan profundamente en tan poco tiempo. Yo me detuve aterrado. El viejo hombre se meció con Daniel en sus brazos por un momento, luego abrió sus ojos y me miró directamente a los mios.

Me dijo en voz fuerte y segura, "Usted cuide a este niño." De alguna manera le conteste "Asi lo haré" con un inmenso nudo en mi garganta. El separó a Daniel de su pecho, lentamente, como si tuviera un dolor. Recibí a mi niño, y el viejo hombre me dijo: "Dios le bendiga, señor. Usted me ha dado un hermoso regalo." No pude decir mas que un entrecortado gracias.

Con Daniel en mis brazos, caminé rápidamente hacia el carro. Mi esposa me preguntaba por qué estaba llorando y sosteniendo a Daniel tan apretadamente, y por qué yo estaba diciendo:

"Dios mio, Dios mio, perdóname."

Yo acababa de presenciar el amor de Cristo a traves de la inocencia de un pequeño niño que no vió pecado, que no hizo ningun juicio; un niño que vió un alma y unos padres que vieron un montón de ropa sucia.

Yo fui un cristiano ciego, cargando un niño que no lo era.

Yo sentí que Dios me estuvo preguntando: "Estás dispuesto a compartir tu hijo por un momento?" Cuando El dió a su hijo por toda la eternidad.

El viejo andrajoso, inconscientemente  me recordó: "Les aseguro que el que no acepte el reino de Dios como un niño, no entrará en él." Lucas 18:17

Si esta historia te ha bendecido, por favor compartela con tus amigos, para que también a través de ti reciban una bendición

jueves, 25 de abril de 2013

Oración - Dios te bendiga

Le pedí a Dios que te bendiga cuando recé por tí hoy.
Para que te guíe y te proteja mientras vas por tu camino...
Su amor está siempre contigo, sus promesas son verdaderas,
Y cuando le damos toda nuestra atención, sabes que nos cuidara todo el tiempo.
Entonces, cuando la ruta en la que estas parece de lo más difícil, sólo recuerda que estoy aquí rezando y Dios hará el resto.


Dios siempre llega en el momento justo.

Reflexiones Cristianas, Todos los Domingos por la tarde, después del servicio mañanero en la iglesia, el Pastor y su hijo de 11 años iban al pueblo a repartir volantes a cada persona que veían.


Este Domingo en particular, cuando llegó la hora de ir al pueblo a repartir los volantes, el tiempo estaba muy frío y comenzó a lloviznar.


El niño se puso su ropa para el frío y le dijo a su padre :

“OK, papá, estoy listo”.

Su papá, el Pastor, le dijo : 'Listo para qué?'

'Papá, es hora de ir afuera y repartir nuestros volantes.‘

Reflexiones Cristianas,
El papá respondió: 'Hijo, esta muy frío afuera y está lloviznando.‘

El niño miró sorprendido a su padre y le dijo:
'Pero Papá, la gente necesita saber de Dios aún en los días lluviosos.' 

El Papá contestó: Hijo yo no voy a ir afuera con este tiempo.'

Con desespero, el niño dijo: 'Papá, puedo ir yo solo? Por favor?

Su padre titubeó por un momento y luego dijo:

'Hijo, tú puedes ir. Aquí tienes los volantes, ten cuidado.‘

'Gracias papá!'

Y con esto, el hijo se fue debajo de la lluvia. El niño de 11 años caminó todas las calles del pueblo, repartiendo los volantes a las personas que veía.

Después de 2 horas caminando bajo la lluvia, con frío y su último volante, se detuvo en una esquina y miró a ver si veía a alguien a quien darle el volante, pero las calles estaban totalmente desiertas.

Entonces él se viró hacia la primera casa que vio, caminó hasta la puerta del frente, tocó el timbre varias veces y esperó, pero nadie salió.

Finalmente el niño se volteó para irse, pero algo lo detuvo. El niño se volteó nuevamente hacia la puerta y comenzó a tocar el timbre y a golpear la puerta fuertemente con los nudillos.

Él seguía esperando, algo lo aguantaba ahí frente a la puerta.

Tocó nuevamente el timbre y esta vez la puerta se abrió suavemente.

Salió una señora con una mirada muy triste y suavemente le preguntó:


'Qué puedo hacer por ti, hijo.'

Con unos ojos radiantes y una sonrisa que le cortaba las palabras, el niño dijo : 'Señora, lo siento si la molesté, pero sólo quiero decirle que..."DIOS REALMENTE LA AMA" y vine para darle mi último volante, que habla sobre DIOS y SU GRAN AMOR.

El niño le dio el volante y se fue. Ella solo dijo: 'GRACIAS, HIJO, y que DIOS te bendiga.

Bien, el siguiente domingo por la mañana el pastor estaba en el púlpito y cuando comenzó el servicio preguntó: 'Alguien tiene un testimonio ó algo que quiera compartir?.

Suavemente, en la fila de atrás de la iglesia, una señora mayor se puso de pie. Cuando empezó a hablar, una mirada radiante y gloriosa brotaba de sus ojos:

'Nadie en esta iglesia me conoce. Nunca había estado aquí, incluso todavía el domingo pasado no era Cristiana.

Mi esposo murió hace un tiempo atrás dejándome totalmente sola en este mundo.

El domingo pasado fue un día particularmente frío y lluvioso, y también lo fue en mi corazón; ese día llegué al final del camino, ya que no tenía esperanza alguna ni ganas de vivir.

Entonces tomé una silla y una soga y subí hasta el ático de mi casa.

Amarré y aseguré bien un extremo de la soga a las vigas del techo; entonces me subí a la silla y puse el otro extremo de la soga alrededor de mi cuello. 

Parada en la silla, tan sola y con el corazón destrozado, estaba a punto de tirarme cuando de repente escuché el sonido fuerte del timbre de la puerta.

Entonces pensé:

'Esperaré un minuto y quien quiera que sea se irá'.

Yo esperé y esperé, pero el timbre de la puerta cada vez era más insistente, y luego la persona comenzó a golpear la puerta con fuerza. Entonces me pregunté:

QUIEN PODRÁ SER?

Jamás nadie toca mi puerta ni vienen a verme solté la soga de mi cuello y fui hasta la puerta, mientras el timbre seguía sonando cada vez con mayor insistencia.

Cuando abrí la puerta no podía creer lo que veían mis ojos, frente a mi puerta estaba el más radiante y angelical niño que jamás había visto.

Su sonrisa nunca podré describirla!

Las palabras que salieron de su boca hicieron que mi corazón, muerto hace tanto tiempo, volviera a la vida, cuando dijo con voz de querubín:

'SEÑORA , sólo quiero decirle que DIOS realmente la ama.'

'Cuando el pequeño ángel desapareció entre el frío y la lluvia , cerré mi puerta y leí cada palabra del volante. 

Entonces fui al ático para quitar la silla y la soga.

Ya no las necesitaría más.

Como ven . . . ahora soy una hija feliz del REY.

Como la dirección de la iglesia estaba en la parte de atrás del volante, yo vine personalmente decirle GRACIAS a ese pequeño ÁNGEL DE DIOS que llegó justo a tiempo y, de hecho, a rescatar mi vida de una eternidad en el infierno.'

Todos lloraban en la iglesia.

El Pastor bajó del púlpito hasta la primera banca del frente, donde estaba sentado el pequeño ángel; tomó a su hijo en sus brazos y lloró incontrolablemente.

Probablemente la iglesia no volvió a tener un momento más glorioso..

Recuerda, el mensaje de DIOS puede hacer una gran diferencia en la vida de alguien cerca de ti.

Cargas de nuestro pasado.

Dos hombres iban caminando por el campo, al acercarse a un río se encontraron con una mujer que quería cruzar al otro lado, pero que no sabía como hacerlo, ya que no había ningún puente. El primer hombre se ofreció amablemente: 

  • Si quieres podemos llevarte en brazos hasta el otro lado del río; y ella aceptó agradecida su ayuda.

Así que los dos hombres entrelazaron sus manos, la levantaron y la llevaron hasta el otro lado del río. Después de seguir sus caminos, uno de ellos de pronto se quejó amargamente; –¡Mira mi ropa! –dijo. –Está toda sucia de barro por haber cruzado a esa mujer, la espalda me duele y me siento muy cansado.



El otro hombre simplemente sonrió y asintió con su cabeza. Más adelante, el segundo hombre se quejó nuevamente, ya no puedo seguir adelante, me duele todo, todavía siento el esfuerzo, dijo.

El primer hombre miró a su compañero, que ya estaba en el suelo quejándose y le dijo:
–¿Te has preguntado por qué yo no me estoy quejando?, te lo diré: La espalda te duele, porque todavía estás llevando a la mujer en tus brazos, pero yo la bajé apenas cruzamos el río.

Así es como somos nosotros. Llevamos las cargas del pasado sobre nuestros hombros. Ponemos una caja llena de odios, frustraciones, resentimientos, envidias, celos y muchísimas cosas más que, con el pasar de los años, se hace más pesada, hasta que un día, como el hombre de la historia, nos duele hasta el alma por el tremendo esfuerzo.

Jesús te dice:
«Ustedes viven siempre angustiados y preocupados. Vengan a mi, y yo los haré descansar» Mateo: 11:28




miércoles, 24 de abril de 2013

Mundo virtual

Cierto día entré apurado y con mucho apetito a un restaurante.


Escogí una mesa bien alejada del movimiento, porque quería aprovechar los pocos minutos que tenía, utilizarlos para comer y concretar algunas ideas de programación de un sistema que estaba desarrollando, además tenía ganas de planear mis vacaciones, que hacía mucho tiempo que no podía disfrutar.

Pedí un plato de salmón con alcaparras, ensalada y un jugo de naranja. 

Mientras esperaba, abrí mi notebook y ya me disponía a trabajar, cuando sentí detrás de mi hombro una suave voz que me decía:

  • ¿Señor, tiene una moneda para darme?
  • No, no tengo, pequeño. Conteste.
  • Solo una monedita para comprar un pan.
  • Está bien, yo te compro uno. 

Para variar, mi casilla de correos estaba saturada de e-mails. Quedé distraído leyendo poesías, lindos mensajes y sonriendo por esas bromas que nos envían a todos, mientras una bella melodía me transporto a Italia, recordándome un hermoso tiempo pasado.

  • Perdón señor, puede pedirle a la camarera que le ponga al pan un poquito de manteca y queso. Entonces me di cuenta que el pequeño seguía estando a mi lado. Lo había olvidado por completo.
  • Está bien, pero después me dejas trabajar, estoy muy ocupado ¿De acuerdo?

Cuando la camarera me trajo la comida, le pedí que trajera un pan para el pequeño y ella me preguntó si yo quería que se llevara al niño a otro lugar.

Mi conciencia me impidió decirle que si y por el contrario le dije que el niño comería conmigo y le pedí que en lugar del pan, le trajera un suculento almuerzo.

Entonces el niño se sentó frente a mí y preguntó: 

  • ¿Que estás haciendo?
  • Estoy leyendo e-mails.
  • ¿Y que son e-mails?
  • Son mensajes electrónicos enviados por personas vía Internet. Sabía que no entendería nada, y para evitar más preguntas le dije: 
  • Es como si fuese una carta, solo que se envía por Internet. 
  • ¿Usted tiene Internet? 
  • Si tengo, es esencial en el mundo de hoy.
  • ¿Y que es Internet?
  • Es un lugar en la computadora donde podemos ver y oír muchas cosas, noticias, música, conocer personas, leer, escribir, soñar, trabajar, aprender. Tiene de todo pero en un mundo virtual.
  • ¿Y qué es virtual? ¿Cómo le explico? pensé, así que me decidí a darle una explicación bien simple.
  • Virtual es un lugar que imaginamos, algo que no podemos tocar, ni alcanzar. Un lugar en el que creamos un montón de cosas que nos gustaría hacer. Creamos nuestras propias fantasías y podemos transformar el mundo como quisiéramos que fuese.
  • ¡Que bien, me encanta! 
  • ¿Entonces sabes lo que es virtual?
  • Si señor, porque yo también vivo en ese mundo virtual.
  • ¿Tú tienes una computadora?
  • No señor, pero mi mundo también es virtual. Mi madre pasa todo el día fuera de casa, llega muy tarde, agotada y casi que no la veo. 
Yo paso mucho tiempo cuidando a mi hermano pequeño que vive llorando de hambre, le doy agua tibia haciéndole creer que es sopa con la esperanza que le quitará el hambre. 

Mi hermana mayor sale todo el día, dice que va a vender su cuerpo, pero no lo entiendo, porque ella regresa siempre con su cuerpo.

Mi padre está en la cárcel hace mucho tiempo.

Y yo siempre me imagino a toda mi familia junta en casa, con mucha comida, muchos juguetes como si fuera Navidad y yo me imagino yendo a la escuela para algún día poder ser un gran médico.

¿Acaso esto no es virtual?

Cerré mi notebook, sin poder evitar que alguna de mis lágrimas cayera sobre el teclado.

Esperé a que el niño terminase literalmente de devorar su plato, pagué la cuenta y le di el cambio al pequeño, que me retribuyó con una de las más bellas y sinceras sonrisas que jamás había recibido en mi vida, y además con un “¡Gracias Señor, usted es un maestro!”

En ese preciso instante, tuve la mayor definición de la palabra virtual.

“Virtual, es ese mundo insensato en el que vivimos todos los días, mientras no percibimos la cruel realidad que nos rodea”



Consejos para ser bella


  • Para tener labios atractivos: Habla con palabras amables.
  • Para ojos adorables: Busca lo bueno en las personas.
  • Para una figura esbelta: Comparte tu comida con el hambriento.
  • Para un cabello hermoso: Deja que un niño pase sus dedos a través de ellos una vez al día.
  • Para el porte: Camina con el conocimiento de que nunca caminarás sola.
  • Las personas, aún más que las cosas tienen que ser reafirmadas, renovadas, revitalizadas, reclamadas, y redimidas; nunca pases por encima de nadie.
Recuerda, si alguna vez necesitas una mano que te ayude la encontrarás al final de tu propio brazo. A medida que envejeces, descubrirás que tienes dos manos, una para ayudarte, la otra para ayudar a los demás.
  • La belleza de una mujer no está en las ropas que usa, la figura que ella tiene, o la forma que peina su pelo.
  • La belleza de una mujer debe verse en el interior de sus ojos, porque esa es la puerta al corazón, el lugar donde habita el amor. 
  • La belleza de una mujer no está en su rostro, pero la verdadera belleza en una mujer está reflejada en su alma.
  • Es el cuidado que amorosamente da, la pasión que ella muestra, y la belleza de una mujer solo crece con el pasar de los ¡años!.

Discriminación

El capataz de una empresa frigorífica, tenía a su cargo veinte operarios y la mayoría eran de raza negra. El problema consistía en que era un racista que odiaba con todo su corazón a la gente de color y, por lo tanto, la relación que tenía con ellos era muy tensa.

Cada vez que cometían algún error o las cosas no se hacían como él quería, aprovechaba para tratarlos muy duramente, cosa que no hacía cuando los que se equivocaban eran los de raza blanca.

La situación llegó tan lejos, que los empleados de raza negra no aguantaron más y abandonando sus puestos de trabajo, se fueron a la oficina del gerente de la empresa para presentar una reclamación formal.
  • Señor, venimos a presentar la renuncia. Dijo uno de ellos.
  • ¿Por qué? ¿Qué es lo que pasa? Ustedes son mis mejores empleados, son un ejemplo, saben muy bien cuánto los aprecio, dijo el gerente.
  • El problema no es con usted, sino con el capataz. Nos insulta a cada momento, nos maltrata constantemente y nos mira con odio, solo porque somos negros. No aguantamos más esta situación. Preferimos dejar nuestro trabajo a continuar en estas condiciones.
Por favor, siéntense, pónganse cómodos que en unos minutos regreso, dijo el administrador.

Éste era un hombre de valores muy profundos y de una gran sabiduría. Se dirigió al lugar en el que se encontraba el capataz y le dijo:

  • Buen día, Hugo, ¿podría usted pasarme el parte del trabajo que se ha realizado hoy?
  • Si, señor, hasta el momento hemos procesado sesenta animales.
  • En mis informes tengo anotado que entre ellos había reses con pelaje blanco y otras de color negro. Dijo el jefe.
  • Así es señor –respondió el capataz.
  • Necesito que me haga un favor, sepáreme en dos bandejas los sesenta corazones. En una de las ellas ponga los corazones de las reses blancas y en la otra los de las negras. En diez minutos lo espero en mi oficina para que me diga cuántos hay de cada clase.

El capataz se sorprendió por la petición de su jefe y a los diez minutos se dirigió a la oficina sin respuestas. Era imposible saberlo.

Al entrar en la oficina se encontró en una incómoda e inesperada situación, ya que sus compañeros todavía permanecían allí.
  • Señor: es imposible hacer lo que usted me pidió, sabemos muy bien que todos los corazones son iguales. Dijo el capataz.
  • Ese es el punto al que quería llegar, usted ha permitido que en su vida crezca un odio muy profundo hacia las personas de raza negra.
  • Por eso al pedirle que separara los corazones he querido hacerle entender que todos hemos sido creados por Dios. Él nos ha dado un color distinto de piel, y eso es todo, porque nuestro corazón, sentimientos, pensamientos y todo nuestro organismo, funcionan y es exactamente igual en cada uno de nosotros. 

¿Entiende lo que trato de decirle?

Perplejo y avergonzado por la situación, el capataz sintió en ese momento que había recibido la lección más importante de su vida. 

Sin dudarlo, abrazó a cada uno de sus compañeros y les pidió perdón, por haber sido tan cruel con ellos.

Al leer esta historia, cada uno de nosotros podemos sentirnos un poco identificados, porque seguramente hemos rechazado o despreciado a personas por ser feas, gordas, de raza negra, blanca, amarilla, de otra cultura, por ser bajitos o muy altos.


Oración de un padre por sus hijos

Oración de un padre por sus hijos, Oraciones, oracion,

SEÑOR:
  • AYÚDAME: A comprender a mis hijos, a escuchar pacientemente lo que tengan que decir, a contestar con cariño todas sus preguntas.
  • HAZME: Tan amable con ellos, como quisiera que lo fueran conmigo.
  • No me permitas interrumpirlos, hablándoles de mal modo, si no enseñándoles con amor.
  • DAME VALOR: De confesar mis faltas para con mis hijos, no permitas que me burle de sus errores, ni que los humille o avergüence delante de sus amigos o hermanos como castigo.
  • NO PERMITAS: Que induzca a mis hijos ha hacer cosas indebidas por seguir mi mal ejemplo.
  • TE PIDO: Que me guíes todos las horas del día, para que pueda demostrarles, por todo lo que diga y haga, que la honestidad es fuente de felicidad.
  • REDUCE: Te lo ruego el egoísmo que hay dentro de mi. Haz que cese mis críticas de las faltas ajenas, que cuando la ira trate de dominarme, me ayudes, Oh Señor, a contener mi lengua.
  • HAZ: Que tenga siempre a flor de labios una palabra de estímulo.
  • AYUDAME: A tratar a mis hijos, conforme a sus edades, y no me permitas que de los menores exija el criterio y normas de vida de los adultos.
  • NO PERMITAS: Que les robe las oportunidades de actuar por si mismos con responsabilidad, de pensar, escoger y tomar su decisiones de acuerdo a su edad.
  • PROHIBEME: Señor que los agreda física o verbalmente, con el pretexto de corregirlos, por el contrario que siempre tenga para ellos:TIEMPO, ABRAZOS, TE AMO Y BESOS.Cuatro pasos que como ángeles de la guarda debo yo regalarles.
  • PERMITEME : El poder satisfacer sus deseos JUSTOS, pero dame valor siempre de negarles un privilegio que sé que les causará daño.
  • HAZME TAN JUSTO, tan considerado y amigo de mis hijos, que me sigan por amor y no por temor.
  • AYÚDAME: En fin, a ser un LÍDER para ellos y no un JEFE.


¡ SEÑOR YO QUIERO SER COMO TU, PARA QUE VALGA LA PENA QUE MI HIJO SEA COMO YO !

AMÉN

El fuego

Un hombre, que regularmente asistía a reuniones de determinado grupo, sin aviso dejó de participar.

Tras algunas semanas, el líder decidió visitarlo.

Era una noche muy fría; y encontró al hombre en casa, solo, sentado delante de la chimenea, donde ardía un fuego brillante y acogedor.

Imaginando la razón de la visita, le dió la bienvenida, lo condujo a una silla cómoda cerca de la chimenea y se quedó quieto, esperando.

Hubo un gran silencio.

Sólo contemplaban la danza de las llamas en torno a los troncos que ardían.

Al cabo de algunos minutos, el visitante examinó las brasas y cuidadosamente seleccionó una de ellas, la más incandescente de todas, haciéndola a un lado.

Volvió entonces a sentarse, permaneciendo silencioso e inmóvil.

El anfitrión prestaba atención a todo, fascinado y quieto.

Al poco rato, la llama de la brasa solitaria disminuyó, hasta que sólo hubo un brillo momentáneo, y su fuego se apagó de una vez.

En poco tiempo, lo que era una fiesta de calor y luz, ya no pasaba de ser un negro, frío y muerto pedazo de carbón recubierto de una espesa capa de ceniza grisácea.

Ninguna palabra había sido dicha desde el saludo inicial entre los dos amigos.

Antes de salir, la visita tomó nuevamente el ahora carbón frío e inútil, colocándolo de nuevo en medio del fuego.

Casi inmediatamente se volvió a encender, alimentado por la luz y el calor de los leños ardientes en torno a él.

Cuando alcanzó la puerta para partir, el anfitrión dijo:

- Gracias por su visita y por el bellísimo sermón.

Regresaré al grupo.

A los miembros de un grupo vale recordarles que forman parte de la llama y que alejados pierden todo su brillo.

A los líderes, que son responsables de mantener encendida la llama de cada uno de los miembros y promover unión entre todos ellos, para que el fuego sea realmente fuerte, eficaz y duradero.

El puerco espín

Durante la Edad de Hielo, muchos animales murieron a causa del frío.

Los puerco espín dándose cuenta de la situación, decidieron unirse en grupos. De esa manera se abrigarían y protegerían entre sí, pero las espinas de cada uno herían a los compañeros más cercanos, los que justo ofrecían más calor. Por lo tanto decidieron alejarse unos de otros y empezaron a morir congelados.

Así que tuvieron que hacer una elección, o aceptaban las espinas de sus compañeros o desaparecían de la Tierra. Con sabiduría, decidieron volver a estar juntos. De esa forma aprendieron a convivir con las pequeñas heridas que la relación con una persona muy cercana puede ocasionar, ya que lo más importante es el calor del otro.

De esa forma pudieron sobrevivir.


Moraleja de la historia
La mejor relación no es aquella que une a personas perfectas, sino aquella en que cada individuo aprende a vivir con los defectos de los demás y a admirar sus cualidades.

Un gran hombre

Un día, mi hermana lloraba en su habitación...

Con mucha nostalgia, observe que mi padre se le acercó... y le preguntó el motivo de su tristeza...los escuché hablando por horas, pero hubo una frase tan especial que dijo mi padre esa tarde, que hasta el día de hoy, 8 años más tarde..., la recuerdo cada mañana y me llena de fuerza...

Mi padre acariciándole el rostro, le dijo:
"Hija mía, enamórate de un Gran Hombre y no volverás a llorar"...

Me pregunté tantas veces, cuál era la fórmula exacta para llegar a ser ese gran hombre y no dejarme vencer por las pequeñeces...

Conforme pasan los años... descubrimos que si tan solo todos los hombres, lucháramos por ser grandes de espíritu, grandes de alma y grandes de corazón... ¡el mundo sería completamente distinto!.

Aprendí que un Gran Hombre... no es aquel que compra todo lo que desea, pues habemos tantos que hemos comprado hasta el cariño y el respeto de quienes nos rodean...

Mi padre le decía..

No busques a un hombre que solo hable de sí mismo, sin preocuparse por ti...
Ni a aquel que se pase las horas halagando sus propios logros...

No te aferres a un hombre que te critique y te diga lo mal que te ves 
o lo mucho que deberías cambiar...
¿Para qué quieres a un hombre que te abandonará si no cambias, por un cabello más claro?, ¿Por unos ojos de otro color?, ¿o por un cuerpo más esbelto?... si no supo admirar la verdadera belleza que hay en ti.

Cuántas veces me dejé llevar por la superficialidad de las cosas..., haciendo a un lado a quienes realmente me entregaban su sinceridad e integridad...

Me costó trabajo comprender que GRAN HOMBRE no es el que llega más alto, ni el que tiene más dinero, casa, carro, ni el que vive rodeado de mujeres, ni mucho menos el más guapo...

Un verdadero y gran hombre... es aquel ser humano lleno de transparencia, que no oculta sus verdaderos sentimientos ni se refugia en vicios y cortinas de humo, es el que abre su corazón sin rechazar la realidad, es quien admira a una mujer por sus cimientos morales y grandeza interior...

Un Gran Hombre, es el que camina de frente, sin bajar la mirada, es aquel que no miente, y sabe llorar su dolor...

Hoy mi hermana esta felizmente casada, y ese Gran Hombre con quien se casó... no era ni el más popular, ni el más perseguido, ni el más solicitado, ni mucho menos el más adinerado...

Ese Gran Hombre es quien simplemente nunca la hizo llorar..., es quien la hace sonreír por lo mucho que han logrado juntos, por todos sus recuerdos, por cada alegría que comparten y por esos hijos que llenan sus vidas...

Ese Gran Hombre, ama tanto a mi hermana que no se cansa de besar sus manos, y mucho menos sus labios...
La quiere por quien ella es... y por lo que son cuando están juntos...

Compártelo con tus "amigos hombres" para que hagan crecer a ese GRAN HOMBRE que llevan dentro... y a tus "amigas mujeres" para que sepan elegir a ese GRAN HOMBRE que Dios tiene ya destinado para ellas.

Oración

Señor, gracias en este día, porque sé que tanto el justo como el sabio y sus obras están en tus manos. Nada de lo que pueda suceder y elevar mi orgullo, podrá tocarme si mantengo la perspectiva, de que todo está en tus manos. No es lo que yo hago, eres tu quien realmente manifiestas tu poder.

martes, 23 de abril de 2013

No te olvides de lo principal

Cuenta la leyenda que una mujer pobre con un niño en sus brazos pasó delante de una caverna y escuchó una voz misteriosa que desde adentro le decía: 
"Entra y toma todo lo que desees, pero no te OLVIDES DE LO PRINCIPAL. Debes tener en cuenta que al salir, la puerta se cerrará para siempre. Por lo tanto aprovecha la oportunidad, pero no te OLVIDES DE LO PRINCIPAL....."

La mujer entró en la caverna y encontró muchas riquezas. Fascinada por el oro y las joyas, dejó al niño en el piso y comenzó a juntar todo lo que podía. 
La voz misteriosa habló nuevamente: “Tienes solo ocho minutos" 
Agotados los ocho minutos, la mujer, cargada de oro y piedras preciosas, corrió hacia fuera de la caverna y la puerta se cerró..... Recordó que el niño había quedado en ese lugar y la puerta estaba cerrada para siempre.

Las riquezas duraron solo 8 minutos. La desesperación y la angustia por siempre.

Lo mismo nos ocurre a nosotros. Tenemos la vida limitada a unos pocos años en este mundo y la voz de Dios siempre nos advierte: “NO TE OLVIDES DE LO PRINCIPAL”

¿Qué es lo principal? … Los valores espirituales, el amor hacia nuestra familia, nuestros amigos y una vida llena de fe y esperanza.

Esta es la verdadera riqueza, la que se puede guardar en nuestro corazón. No los placeres, el dinero, la fama, el éxito, ni el poder. Todas estas cosas nos distraen de lo que realmente importa, de lo que es esencial: “LOS TESOROS DEL ALMA”

Cuando la puerta de tu vida se cierra para siempre, de nada valdrán las lamentaciones. Detente y piensa por un momento ¿qué es lo principal en tu vida?

“NUNCA LO OLVIDES"


Cuerpo, alma y espiritu

Es muy complicado para la mente humana comprender la persona de Dios. Es difícil, a través del razonamiento, entender cómo Dios puede ser al mismo tiempo Padre, Hijo y Espíritu Santo, son cosas que sólo se pueden creer a través de la fe y la revelación.

Pero no nos engañemos, el hombre es también otro de los grandes misterios. La Biblia explica que fuimos creados a imagen y semejanza de Dios, por esa razón nuestro ser es también tripartito, ya que en una misma persona, encontramos Cuerpo, Alma y Espíritu.

En la misma naturaleza encontramos, como ejemplo, el agua, que puede manifestarse en tres diferentes estados, sin dejar de ser agua: en forma líquida, en vapor si la hervimos, o en hielo si la congelamos.

Así pues, cuando Dios creó al hombre, lo hizo de manera perfecta, y lo hizo: Cuerpo, Alma y Espíritu.

  1. El Cuerpo: Se refiere a nuestra persona física. En él se encuentran los cinco sentidos, para relacionarnos con el mundo que nos rodea. Es la imagen de quiénes somos y de cómo somos. En nuestro cuerpo, se encuentra el Alma y el Espíritu.
  2. El Alma: Está compuesta por la mente, la voluntad y las emociones. En el alma es donde se libran nuestras más terribles batallas personales, ya que a la hora de tomar decisiones, de comprender y entender conceptos y principios, nuestras ideas, experiencias, recuerdos y sentimientos tanto positivos, como negativos, afloran e influencian el ejercicio de nuestra voluntad. El alma es el centro operativo desde el que nos relacionamos con los demás e interpretamos sus actos, palabras como así también las circunstancias que nos rodean de una manera personal, individual y por supuesto única. Es muy importante que nuestra alma actúe y funcione de una manera equilibrada entre los conceptos, verdades, valores, principios, etc. y las emociones y sentimientos que tenemos y experimentamos constantemente. Son muchos los que opinan que la razón siempre debe prevalecer sobre las emociones, pero si me permiten, yo les sugiero que las verdades que creemos y vivimos convivan en armonía con las emociones y sentimientos que ellas mismas generan. Creo que si conseguimos vivir así, nos sentiremos mucho mejor y más felices a la hora de tomar decisiones.
  3. El Espíritu: Es la parte del ser humano diseñada para establecer una relación con Dios. Como parte del Espíritu, podemos destacar la conciencia, que podríamos definir simplemente, como esa capacidad de oír la voz de Dios, animándote a hacer el bien, o advirtiéndote que no te apresures a tomar una decisión que puede ser fatal. Una de las reacciones del espíritu la vemos claramente cuando ante cualquier peligro sea cual sea nuestra creencia religiosa, clamamos a Dios para que nos proteja, ayude o salve. En el espíritu del hombre se encuentra también toda el área dedicada a la adoración y a reverenciar a Dios. ¿Sabes que tú puedes tener una relación o amistad auténtica con Dios? Él está permanentemente a tu lado, esperando que le permitas obrar en tu vida.
La Biblia dice que él está llamando a la puerta y que si le abrimos, entrará y cenará con nosotros. Tú puedes experimentar ese gran milagro de cenar con Jesucristo durante el resto de tu vida. Esa es la voluntad de Dios, habitar en el corazón de los hombres. ¿Qué es lo que tienes que hacer? NADA, Él ya lo hizo todo, sólo abre la puerta de tu corazón y déjale hacer.

Ahora que conoces el propósito de Dios para tu vida, Él va a estar insistiendo, hasta el último segundo, que permanezcas con vida. Por supuesto Él no te va a obligar. La decisión es tuya. Puedes hacerlo en este momento o cuando quieras, pero asegúrate de que no es demasiado tarde y te pierdas el mejor regalo de toda tu vida. 

Si quieres, puedes hablar libremente con Él y decirle algo así: Jesús entra en mi corazón, quiero conocerte y ser tu amigo, obra en mi vida. Perdóname y límpiame por haber vivido de espaldas a Ti. Te necesito para poder entender cual es el sentido de mi existencia. Amén

lunes, 22 de abril de 2013

La trampa

Reflexiones cortas,
Un ratón, mirando por un agujero en la pared ve a un granjero y su esposa abriendo un paquete. Pensó qué tipo de comida podía haber allí.

Quedó aterrorizado cuando descubrió que era una trampa para ratones. Fue corriendo al patio de la Granja a advertir a todos: Hay una ratonera en la casa, una ratonera en la casa!”

La gallina, que estaba cacareando y escarbando, levantó la cabeza y dijo:
-”Discúlpeme Sr. Ratón, yo entiendo que es un gran problema para usted, más no me perjudica en nada, ni me incomoda”.

El ratón fue hasta el cordero y le dijo:
-”Hay una ratonera en la casa, una ratonera!”
-”Discúlpeme Sr. Ratón, mas no hay nada que yo pueda hacer, solamente pedir por usted. Quédese tranquilo que será recordado en mis oraciones.”

El ratón se dirigió entonces a la vaca, y la vaca le repitió lo mismo.
-”¿Acaso estoy en peligro? Pienso que no” – dijo la vaca.

Entonces el ratón volvió a la casa, preocupado y abatido, para encarar a la ratonera del granjero.

Aquella noche se oyó un gran barullo, como el de una ratonera atrapando su víctima. La mujer del granjero corrió para ver lo que había atrapado. En la oscuridad, ella no vio que la ratonera atrapó la cola de una serpiente venenosa. La serpiente mordió a la mujer.

El granjero la llevó inmediatamente al hospital. Ella volvió con fiebre.
Todo el mundo sabe que para alimentar alguien con fiebre, nada mejor que una sopa.

El granjero agarró su cuchillo y fue a buscar el ingrediente principal: la gallina.

Como la enfermedad de la mujer continuaba, los amigos y vecinos fueron a visitarla. Para alimentarlos, el granjero mató el cordero.

La mujer no mejoró y acabó muriendo. El granjero entonces vendió la vaca al matadero para cubrir los gastos del funeral.

“La próxima vez que escuches que alguien tiene un problema y creas que, como no es tuyo, no debes prestarle atención … ¡piénsalo dos veces!.


Un millón de sapos

Muchos se angustian por problemas que, en su mayoría, nunca llegan a hacerse realidad. Sufren con anticipación, pensando e imaginando cosas que pudieran suceder. La mayoría de nuestras preocupaciones se deben a la falta de confianza en Dios.


Un hacendado fue a la ciudad y le preguntó al dueño de un restaurante si podía utilizar un millón de piernas de sapos. El dueño del restaurante quedó asustado y quiso saber dónde pretendía el hacendado conseguir tantas piernas de sapos. El hacendado le respondió: Cerca de mi casa hay un pequeño lago que está invadido e infestado de esos bichos. Son millares y hacen un barullo infernal, croando toda la noche. ¡Me estoy volviendo loco!

Quedó decidido, entonces, que el hombre le traería quinientos sapos por semana, durante algún tiempo. En la primera semana, el hacendado volvió al restaurante un poco avergonzado, pues traía en sus manos dos sapos. El comerciante le preguntó: ¿Dónde está mi pedido?

El hombre respondió: Yo estaba totalmente engañado. ¡Había solo estos dos pequeños sapos en el lago! Ellos solos son los que hacían todo el barullo.

La próxima vez que alguien te critique o se ría de ti, acuérdate de que no son miles de sapos los que hacen todo el barullo, sino apenas dos sapitos. Mientras dos critican y ríen, cientos te apoyan y animan.

Acuérdate de que las angustias y los problemas parecen mayores en la oscuridad. Hay una posibilidad muy grande de que, cuando llegue mañana y lo pienses mejor, el problema habrá disminuido su importancia o habrá desaparecido, quedando en su lugar un asunto de fácil solución.

Lo mejor es dejar las preocupaciones en las manos de Dios. Ten hoy un día feliz, sabiendo que Dios está en el control de tu vida.


Quien se lleva el Hijo

Un hombre millonario y su hijo, tenían gran pasión por el arte. Poseían en su colección desde pinturas de Picasso, hasta Van Gogh. Disfrutaban sentándose y admirando estas obras.

Pero las circunstancias hicieron que el hijo fuera a la guerra y muriera en batalla mientras rescataba a otro soldado. Cuando el padre recibió la noticia sufrió profundamente la muerte de su único hijo.

Un mes más tarde, antes de Navidad, alguien tocó a la puerta. Un joven con un gran paquete en sus manos dijo al padre: - Señor, usted no me conoce, pero yo soy el soldado por quien su hijo dio la vida. Yo me encontraba herido y él se acercó con la intención de salvarme cuando, de pronto, una bala atravesó su pecho, muriendo instantáneamente. Él hablaba muy a menudo de usted y de su amor por el arte y, extendiendo sus manos, le entregó el paquete que llevaba. Yo sé que esto no es mucho, no soy un gran artista, pero creo que a su hijo le hubiera gustado que usted recibiera esto.

El padre abrió el paquete. Era un retrato de su hijo, pintado por el joven soldado. Él contempló con profunda admiración la manera en que el soldado había captado y plasmado la personalidad de su hijo en la pintura. El padre estaba tan conmovido por el realismo de la expresión de los ojos de la pintura, que los suyos se llenaron de lágrimas. Le agradeció al joven soldado y ofreció pagarle por el cuadro.

-! Oh, no Señor! yo nunca podría cobrarle, ¡con todo lo que su hijo hizo por mí! Acéptelo como un regalo.

El padre lo colgó sobre la pared. Cada vez que los visitantes llegaban a su casa les mostraba el retrato de su hijo, antes que su famosa colección.

Al cabo de pocos años, el hombre murió y se anunció una subasta con todas las pinturas que poseía.

Muchas personas importantes acudieron con grandes expectativas. Allí, sobre la plataforma, estaba el retrato del hijo presidiendo la subasta.

El subastador golpeó su martillo para dar inicio. Empezaremos los remates con este retrato, éste es el hijo del dueño de la colección. ¿Cuánto ofrecen por este retrato?

Hubo un gran silencio. Entonces una voz, dijo: ¡Queremos ver las pinturas famosas! ¡Olvídese de esa! Sin embargo, el subastador insistió: ¿Quién ofrece por esta pintura? ¿$100? ¿$200?

Alguien gritó alterado: ¡No venimos por esa pintura! Venimos por los Van Gogh, los Rembrandts y los cuadros de Picasso. ¡Vamos a las ofertas de verdad!

Pero aún así el subastador continuó con su labor: "El Hijo", "El Hijo" ¿Quién se lleva "El Hijo"?

Finalmente, una voz se oyó desde el fondo de la sala: Yo doy diez dólares por la pintura. Era el viejo jardinero de la familia, que ofrecía lo único que podía ofrecer.


¡Tenemos $10! ¿Quién da $20? gritó el subastador. La multitud estaba inquieta. No querían la pintura del Hijo, querían las que representaban una valiosa inversión para sus propias colecciones. El subastador golpeó por fin el martillo: A la una, a las dos y. . . vendida por $10!

Ahora ya podemos empezar con la colección!, gritó uno. Pero el subastador soltó su martillo y dijo: Lo siento mucho, damas y caballeros, pero la subasta llegó a su final. 
-Pero, ¿qué pasa con las otras pinturas? dijeron los interesados. 
-Lo siento, cuando me llamaron para conducir esta subasta, estaba estipulado en el testamento del dueño y yo no tenía permitido revelar esto hasta este momento, que solamente la pintura de "EL HIJO" sería subastada. Aquel que la comprara, heredaría absolutamente todas las posesiones de este hombre, incluyendo las famosas pinturas. El hombre que compró "EL HIJO" se quedó con todo.

Si tú tomas la decisión como el jardinero de quedarte con Jesús, con Él tendrás toda la colección de bendiciones que Dios tiene preparadas para ti. Van a ser tuyas y nadie jamás te las podrá quitar.

"Buscad primero su Reino y su justicia, y todas esas cosas se darán por añadidura" Mateo 6:33

El zapatero

Reflexiones Cristianas, zapatero, Dios, Jesús, riquezas
La historia cuenta que había un zapatero que no podía cubrir sus mínimas necesidades con lo que ganaba en su trabajo.


Un día llego Jesús y le pidió que le arreglara sus sandalias, que estaban muy deterioradas. Jesús le dijo: te puedo dar lo que quieras si me las arreglas. El zapatero lo miró con desconfianza y le dijo: ¿Me puedes dar tu el millón de dólares que necesito para ser feliz? 

Entonces Jesús le dijo: Te puedo dar 100 millones de dólares, pero a cambio tendrías que darme tus piernas.

El zapatero respondió: ¿De qué me sirven 100 millones si no tengo piernas? 

Pero Jesús insistió: Te puedo dar 500 millones de dólares, si me das tus brazos.

¿Pero Señor qué puedo hacer con 500 millones y sin brazos?, ni siquiera podría comer solo. 

El Señor le habló de nuevo y dijo: Te puedo dar 1.000 millones si me das tus ojos.

El zapatero, contestó: ¿Qué puedo hacer yo con tanto dinero si no podría ver a mis hijos, a mi esposa y las cosas bellas de este mundo? 

Jesús con una dulce sonrisa le dijo: Tú dices que eres pobre, pero te he ofrecido ya 1.600 millones de dólares y los has rechazado. ¿No te das cuenta lo rico que eres?, que no cambiarías por todo el dinero del mundo las partes de tu cuerpo.

Es importante dejar de ver las riquezas que nos rodean y que no podemos obtener, y agradecer profundamente a Dios por nuestra salud y, sobre todo, por nuestra vida, que son las joyas más valiosas que podemos poseer.

“Él nos da esas riquezas que sólo podemos disfrutar si aceptamos que Él viva en nuestro corazón”

domingo, 21 de abril de 2013

El mago y el ratón

Era un extraordinario y famoso mago. Un día, mientras paseaba vio a un ratoncito y se le ocurrió hacer algo realmente importante con él. 

Se dirigió entonces al frágil ratoncito y le dijo: 
  • Has pasado por mi camino y me ha cautivado tu fragilidad, así que ya no serás más un ratón, te voy a convertir en la más bella de las mujeres, la más habilidosa y la más llena de todas las virtudes. 
Y al instante se convirtió, en una bella doncella. 
  • Ahora ¿qué deseas?, pídeme lo que quieras. Le dijo el mago.
La doncella, le respondió:
  • Quiero casarme con el ser más poderoso del mundo. 
Muy bien, dijo el mago:
  • Te casarás con el Sol, él es quién da luz y calor a todo el planeta.
Pero entonces intervino el Sol y dijo:
  • No soy tan poderoso, piensa que unas cuantas nubes pueden cubrirme y ocultar mi luz y mi calor.
EL mago reflexionó y dijo:
  • Es cierto, entonces, te casaras con las Nubes que son capaces de dejar sin luz y calor al Sol y que nos dan la lluvia tan indispensable para la vida.
Pero las Nubes respondieron:
  • No es tanta nuestra fuerza o importancia, ya que el viento nos lleva de un lado al otro, a su antojo. 
Nuevamente el mago, dijo: 
  • Es cierto, te casaremos con el Viento. 
Pero el Viento que estaba oyendo la conversación, dijo:
  • Yo no tengo tanto poder como pensáis. Una montaña puede detenerme e impedirme que pase al otro lado y solo puedo quedarme donde ella decida. 
El mago se quedó razonando nuevamente:
  • Entonces te casarás con la Montaña, nadie la podrá mover.
Pero la montaña, respondió:
  • Yo no soy la más poderosa de la tierra. Date cuenta que un simple ratoncito puede excavar y roer donde más le gusta y hacer su madriguera dentro de mí. 
Después de escuchar al Sol, las Nubes, el Viento y la Montaña el mago sin decir ni una sola palabra convirtió a la bella mujer nuevamente en un ratoncito.

El ratoncito viendo el mago alejarse comprendió que:

"Nadie es más fuerte y nadie es mejor, Dios creo todo lo que existe de acuerdo a un plan divino desde la eternidad y ordenó todas las cosas en su lugar. Cada uno de nosotros somos parte de un plan estratégicamente diseñado, tanto el ratoncito, como tu y yo somos sumamente importantes para que todo se cumpla según su propósito”

Asamblea en la carpinteria

Cuentan que en la carpintería hubo una vez una extraña asamblea. Fue una reunión de herramientas para arreglar sus diferencias. El martillo ejerció la presidencia, pero la asamblea le notificó que tenía que renunciar. ¿La causa?
¡Hacía demasiado ruido! y, además, se pasaba el tiempo golpeando.
El martillo aceptó su culpa, pero pidió que también fuera expulsado el tornillo; dijo que había que darle muchas vueltas para que sirviera de algo.
Ante el ataque, el tornillo aceptó también, pero a su vez pidió la expulsión de la lija. Hizo ver que era muy áspera en su trato y siempre tenía fricciones con los demás.
Y la lija estuvo de acuerdo, a condición de que fuera expulsado el metro que siempre se la pasaba midiendo a los demás según su medida, como si fuera el único perfecto.

En eso entró el carpintero, se puso el delantal e inició su trabajo. Utilizó el martillo, la lija, el metro y el tornillo.
Finalmente, la tosca madera inicial se convirtió en un lindo mueble. 

Cuando la carpintería quedó nuevamente sola, la asamblea reanudó la deliberación. Fue entonces cuando tomó la palabra el serrucho, y dijo: "Señores, ha quedado demostrado que tenemos defectos, pero el carpintero trabaja
con nuestras cualidades. Eso es lo que nos hace valiosos. Así que no pensemos ya en nuestros puntos malos y concentrémonos en la utilidad de nuestros puntos buenos".
La asamblea encontró entonces que el martillo era fuerte, el tornillo unía y daba fuerza, la lija era especial para afinar y limar asperezas y observaron que el metro era preciso y exacto.
Se sintieron entonces un equipo capaz de producir muebles de calidad. Se sintieron orgullosos de sus fortalezas y de trabajar juntos.
Ocurre lo mismo con los seres humanos. Observen y lo comprobarán. Cuando en una empresa el personal busca a menudo defectos en los demás, la situación se vuelve tensa y negativa. En cambio, al tratar con sinceridad de percibir los puntos fuertes de los demás, es cuando florecen los mejores logros humanos. 

Es fácil encontrar defectos, cualquier tonto puede hacerlo, pero encontrar cualidades, eso es para los espíritus superiores que son capaces de inspirar todos los éxitos humanos.


Quizás también te interese

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Ultimas publicaciones