5 tratamientos antiarrugas caseros

¿Estás buscando tratamientos antiarrugas caseros? Entonces, has llegado al lugar adecuado. Sin duda alguna a las mujeres nos preocupa mucho nuestro aspecto y puede que las arrugas sean uno de los puntos que más nos obsesionan. Además, si estamos comprometidas con la salud de nuestra piel sabemos que lo mejor que podemos hacer por ella es utilizar tratamientos naturales que no la dañen.


Huevo como único ingrediente
El huevo es ideal como tratamiento antiarrugas casero: rompe un huevo, separa la yema -puedes usarla luego en la comida o en otros tratamientos de belleza- y aplica la clara de la misma como una suave película en la piel de tu rostro. Deja que la clara se seque, sentirás la piel un poco tirante. Puedes dejarla actuar media hora, o aplicarla por la noche antes de ir a la cama y enjuagarla en la mañana. Se puede utilizar a diario.

Zanahoria y papa para las arrugas
La  zanahoria tiene grandes cantidades de vitamina A, que permiten generar más colágeno: la papa, por su parte, es muy hidratante, reduciendo el aspecto de las arrugas en la piel. Hierve una papa y una zanahoria pequeñas, haz un puré con ellas y añade un poco de cúrcuma o bicarbonato de soda. Aplica esta pasta sobre el rostro y deja actuar durante 20 minutos. Enjuaga con agua tibia.

Agua de rosas para pieles sensibles
huevo,zanahoria, papas,rosas,tomate,paya, bellezaSi tienes la piel sensible y quieres una crema que no tenga que enjuagarse, esta es ideal: mezcla dos cucharadas de agua de rosas, media de jugo de limón y unas gotas de glicerina. Aplica sobre las arrugas con un algodón y deja actuar durante todo el día.

Mascarilla de tomate
Esta mascarilla antiarrugas es ideal para pieles normales, además de ser muy simple y efectiva. Corta finas rodajas de tomate y masajea con movimientos circulares tu piel con ellas, intentando que larguen el máximo jugo posible. Deja actuar unos minutos y luego enjuaga, tonifica e hidrata.

Papaya: la fruta milagrosa
La papaya es rica en antioxidantes y además contiene papaína, una enzima que elimina células muertas y cura las impurezas de la piel, lo que promueve un regeneramiento rápido y una mejor elasticidad de la piel. Corta unos trozos de papaya, haz un puré con ellos y mezcla con agua tibia para conseguir una pasta. Aplica sobre la piel durante diez minutos y enjuaga con agua tibia.

Cuéntame tu experiencia con estos 5 tratamientos antiarrugas caseros, dime cuál te ha dado resultado y de qué otras formas cuidas la salud y belleza de tu piel.
Compartir en Google Plus
Comparte esta reflexión en tus redes sociales y no olvides seguirnos en nuestras redes sociales

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada