El orgullo

Una persona orgullosa y soberbia tarde o temprano se meterá en grandes problemas, en cambio la humildad y sinceridad siempre nos llevara a mejorar en todo aspecto. 

La Biblia lo dice de la siguiente manera: “Al orgullo le sigue la destrucción; a la altanería, el fracaso.” Proverbios 16:18 (Nueva Versión Internacional).

Una persona orgullosa y soberbia tarde o temprano se meterá en grandes problemas, en cambio la humildad y sinceridad siempre nos llevara a mejorar en todo aspecto.

Compartir en Google Plus
Comparte esta reflexión en tus redes sociales y no olvides seguirnos en nuestras redes sociales

7 comentarios:

  1. El orgullo no te lleva a nada bueno es mejor dar tu brazo a torser y perdonar a los que te lastiman

    ResponderEliminar
  2. AVECES TE LASTIMAN TANTO QUE ES DIFÍCIL, PERO NO IMPOSIBLE

    ResponderEliminar
  3. Te lleva a la sobervia

    ResponderEliminar
  4. El orgullo hay que enterrarlo no podemos ser todos iguales.
    El que vive de orgullo solo sé quiere a sí mismo.
    Cree ser superior a los demás.Regala la razón a quien la necesite para vivir,tú vive siempre buscando lo que aporte paz a tú corazón.

    ResponderEliminar
  5. pero a veces el orgullo si sirve de algo.

    ResponderEliminar
  6. Cuando alguien actua con justicia siempre lleva la razon; por lo tanto si alguien te lo discute, debes dialogar y aclarar las razones que te han heho llegar hasta el orgullo

    ResponderEliminar